otan.es.

otan.es.

Estados Unidos y la OTAN en la lucha contra el cambio climático y sus efectos en la seguridad

Estados Unidos y la OTAN en la lucha contra el cambio climático y sus efectos en la seguridad

Introducción

La lucha contra el cambio climático se ha convertido en una prioridad para la comunidad internacional, ya que sus impactos transversales afectan a todos los aspectos de la vida humana, incluyendo la seguridad. Estados Unidos, siendo la potencia más grande y la segunda emisora de gases de efecto invernadero, juega un papel crucial en este esfuerzo global. La OTAN, como una organización político-militar, también tiene un papel importante en el ámbito de la seguridad ambiental y podría colaborar más estrechamente con EE.UU. para enfrentar este desafío común.

El papel de EE.UU. en la lucha contra el cambio climático

En los últimos años, EE.UU. ha estado involucrado en ambos extremos del espectro en la lucha contra el cambio climático, habiendo sido un actor lider en la negociación del Acuerdo de París y anunciando su retirada del mismo en 2017. Desde la elección de Joe Biden, EE.UU. ha dado señales de un mayor compromiso en la lucha contra el cambio climático, destacando la creación de un Enviado Presidencial especial para el clima y la reinstauración de las regulaciones medioambientales. Sin embargo, sigue habiendo resistencia política a nivel estatal y federal en respuesta a los esfuerzos para reducir las emisiones.

Impacto de cambio climático en la seguridad nacional de EE.UU.

El cambio climático tiene efectos significativos en la seguridad nacional de EE.UU. como la pérdida de tierras cultivables, aumento del nivel del mar, inundaciones, tormentas más frecuentes y climas extremos, lo que puede desplazar a las personas, alimentar conflictos y provocar riesgos de bioseguridad. Además, los impactos de cambio climático pueden llegar a erosionar la economía nacional, disminuir la seguridad alimentaria, y afectar a la salud pública. Por lo tanto, EE.UU. tiene una responsabilidad directa para abordar el cambio climático y tomar medidas para evitar los impactos más severos.

La OTAN y cambio climático

La OTAN ha tomado en cuenta el cambio climático en la reunión de Jefes de Estado y Gobierno en 2010 y desde entonces, se ha incluido el cambio climático en la planificación estratégica y operacional. Sin embargo, la OTAN todavía no cuenta con mecanismos operativos para abordar el cambio climático de manera integral. La participación en la lucha contra el cambio climático podría incluso mejorar la legitimidad de la OTAN y contribuir a la estabilización a largo plazo.

La OTAN y EE.UU.: una colaboración renovada en la lucha contra el cambio climático

La OTAN podría colaborar más estrechamente con EE.UU. en la lucha contra el cambio climático para aumentar la eficacia de los esfuerzos para enfrentar este desafío global. La creación de una Dirección Ambiental en la OTAN permitiría desarrollar una estrategia conjunta, operacional y incluir la participación en la lucha contra el cambio climático en el marco de la planificación militar. Además, la OTAN puede ayudar en la creación de capacidades para la transición energética de los países asociados y en la recopilación de información para el análisis de riesgos. EE.UU. y la OTAN deberían también aumentar su compromiso en la captación de carbono, la construcción de infraestructuras resilientes, la digitalización del sector energético y la implementación de políticas climáticas.

Una conclusión más amplia

El cambio climático es un desafío complejo que se extiende sobre todos los aspectos de la vida humana. EE.UU. está demostrando una mayor responsabilidad sobre el cambio climático, pero no será suficiente sin el liderazgo y el compromiso en la colaboración internacional. La OTAN tiene la oportunidad de aumentar su relevancia y legitimidad en la lucha contra el cambio climático al establecer una estrategia conjunta y operacional y colaborar con EE.UU. en medidas concretas. Es importante reconocer que la lucha contra el cambio climático no es sólo un desafío medioambiental sino también de seguridad, bienestar y prosperidad para todas las naciones.